Reflexión para la mañana

En ocasiones, usamos palabras hermosas para definir el día de otros por medio de un mensaje de buenos días, el objetivo estriba en traer un impacto en el accionar de la persona en esa mañana con el fin de que pueda tener el interés de su parte para que asimismo continúe con la consecución de sus acciones. Muchas veces esas palabras nacen de un ser querido, otras veces se fundan en el lenguaje de esa persona que se ama en demasía, y en pocos aconteceres se cultiva en individuos de camino. Puede ser muy extraño esto, pero sucede, hay evidencia anecdótica de personas que lo han vivido y que, de cierta manera, han cambiado su vida.

Los buenos días no son simples palabras, aunque muchos lo crean de esa forma, sino que son esos elementos moldeadores de carácter que re-conceptualizan los intereses que se poseían en algún momento de nuestra realidad. Tener un nuevo día, significa una oportunidad de la divinidad para que alcances la virtud del bien. Muy pocas veces se habla de Dios, pero para muchos es el timón por el que se determina los pasos de la existencia, por lo cual, usando ese tipo de lenguaje, si eres creyente, puedo expresar que, sea lo que sea, posees un nuevo despertar porque el Creador anhela que continúes con lo que estás construyendo en este mundo en tanto sociedad.

Posees la oportunidad de abrir tus párpados para ver lo que se te es dado llamado vida, donde puedes fácilmente vislumbrar la caricia de tu ser querido y el calor del fuego que hay dentro de ti. Quizás es momento de darle calor a otro corazón por medio de un TE AMO, o simplemente, con algún escrito o ademán darle a entender que sea lo que sea estás presente no importando los aconteceres y la contingencia de esta realidad turbulenta, finita e imperfecta, pero que se hace perfectible y moldeable con cada paso en tierra.

Es simple, nosotros como seres humanos lo hacemos cada día complejo, sin saber que esa esencia se encuentra dentro de nuestro ser como algo innato y perdurable. Muchos están al pendiente de ti por el amor que poseen hacia tu existencia, te lo muestran con el brillo de su mirar y con el matiz que se denota con facilidad en la sonrisa de esos seres amados. Es importante que valores cada detalle y que, ese respirar es mediado por un Creador que te da la oportunidad de ser mejor cada día, permitiéndote tener un entramado de relaciones interpersonales que sean de andamio para ti en los momentos donde más lo necesites en tu vida.

En conclusión, pon como ejercicio diario el agradecimiento a cada elemento que sirve como piso, o como un escalafón, para el alcance de lo que te propongas en el día. No lo olvides, no te permitas no agradecer, ama, conquista, restituye, tu accionar puede ser el que traiga restablecimiento en personas que tienen grietas y que no lo hablan.